miércoles, 23 de diciembre de 2009


miércoles, 16 de diciembre de 2009

























































































































lunes, 30 de noviembre de 2009

Maquetas















































video

domingo, 29 de noviembre de 2009

El plano horizontal

En la foto: universidad de Lethbridge en Alberta, Canadá, de Arthur Erickson, 1972
En la superficie: la calma de lo espacioso.
Deprimido o elevado: un mundo nuevo, distinto de la superficie.
Volado: flotando hacia el infinito, lo mas bello de la arquitectura.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

ARTIFICIO




La torre Picasso de 10 a 11: iluminada por su propia luna

sábado, 31 de octubre de 2009

La portada de Delirium New York

Las pasión entre las arquitecturas genera nuevas arquitecturas.

viernes, 30 de octubre de 2009

El edificio Serrano, la copia no literal

El Edificio Serrano, originalmente Banco Hipotecario, proyectado por los arquitectos José Blein Zaragoza, Vicente Sánchez de León Pacheco , y Federico Blein Sánchez de León en 1967 y terminado en 1972.
José Blein Zaragoza, el más veterano era arquitecto municipal de Ceuta en 1934.
En 1949 es designado para deán de la Catedral de Ceuta quien
desde 1930 ocupaba la canonjía magistral D. Rafael Navarro Acuña.
Su primer objetivo era reformar profundamente la Sede del cabildo,
para lo cual contó con la ilusión y profesionalidad del que entonces seguía siendo arquitecto municipal José Blein Zarazaga. Su proyecto convirtió la
Iglesia, de tres naves, con testero recto y tres capillas en su cabecera,
y el coro a sus pies, en un templo de planta romana, con girola y coro
en el presbiterio.


Precisamente en 1930 realiza este edificio para la junta del puerto, en estilo racionalista, propio del momento. Como puede verse en la foto no es para tirar cohetes, aunque en Ceuta gusta por su ‘forma de barco’, algo usual en la arquitectura ‘transatlantica’ de entreguerras. Al parecer el edificio simula un barco partiendo de la ciudad, sin caer en el mimetismo naval. Porque si lo hace copiando le hubiera salido mal copiado, como el Serrano de 37 años después


Una obra conjunta de los tres:

Hotel Villa Magna, en el solar del antiguo palacio del marqués de Larios.







La siempre pintoresca prensa de ‘época’, una hoja del ABC del año en que se empezaron los planos del edificio Serrano. El documento nos muestra lo lejos que queda 1967 y lo modernito del edificio.
Dado que no circulaban muchas revistas de arquitectura debieron pensar que no se produciría la comparación razonada con el Seagram, pero, 42 años después, ha sucedido.

Especulación
Al encontrar el edificio Serrano uno se pregunta si a los arquitectos A- no les salía nada bueno y, conscientes (lo que tiene su mérito) copiaron una fórmula de éxito, B- si los arquitectos quisieron hacer un homenaje a un edificio admirado. En cualquiera de los casos aunque la fórmula era de éxito no lo alcanzaron porque no copiaron bien, no supieron distinguir lo que realmente hacía que el Seagram les gustase. Aunque, C- tal vez la explicación es que no les gustaba y quisieron así demostrar su trivialidad, darlo por acabado…

Invisible
Lo que en el Seagram es elegancia en el de Serrano es anonimato, tiene 14 plantas y resulta prácticamente invisible, no es grácil, no tiene una forma limpia, incluso puede parecer que no tiene forma.

Copia
De entre los cientos de imitadores del Seagram este resulta especialmente indigno. No se inspira en el estilo, en el color, en la ligereza pero a su modo, sino que parece querer ser copia literal y no lo consigue. Hubiera sido mejor una réplica exacta.
¿Por qué no hicieron una copia literal sabiamente reducida?
¿Por qué tiene planta cuadrada en vez de rectangular? Así le falta la esbeltez.

¿Por qué no tiene una planta baja parcialmente diáfana, con altos pilares? Así pierde la limpieza del prisma
¿Por qué no tiene marquesina? Así la entrada se hunde en vez de proyectarse hacia el visitante

¿Porqué la esquina no está retranqueada? Así no es un detalle exquisito

¿Porqué los montantes exteriores no son perfiles en I, y no están colgando sino recogidos por el basamento?

¿Por qué no lo corona con una franja más alta? Así se ve desproporcionado.

¿Por qué la plaza no es elegante como la del Seagram? ¿Porqué no hay estanques ni axialidad?

Aquí las farolas intentando hacer
el papel de los estanques de Mies, las pobres.

¿Por qué tuvieron la oportunidad de hacer una torre exenta en la calle Serrano y nos hicieron esto?

Debieron de pensar que daba igual
¿Da igual?

Temblor
El edificio entero tembló por las obras de la calle. Tal vez el edificio aprovechó la primera oportunidad para intentar caerse. Porque si este edificio conoce al Seagram debe de sentirse muy mal.



Parientes
Porque puedes ser un hijo del Seagram pero tener tu modo de ser, discreto, sin tanta ambición, respetable…Yo al de la derecha lo veo feliz.







Edificio en calle de Agustín de Foxá, Madrid







Y claro, luego están los que siguen los pasos del Seagram con cosas grandes, que aprovechan lo que se ha conseguido para dar sus propios pasos, que es en lo que consiste el avance de la civilización. Como en este grandote con el que parece que han conseguido hacer de otro modo el Seagram sin que nos acordemos del primero, desplegando sus propios mecanismos compositivos con sabiduría.



Erwin S. Wolfson con Emery Roth and sons, Walter Gropius y Pietro Belluschi
Met Life building (antes Pan Am), 1960-63



Los estanques versionados
Los estanques de la plaza del Seagram, simétricos y axiales encuentran una versión high tech entre las cuatro torres. En lugar de tranquilos rectángulos son chorros
con luces de colores en el suelo, saliendo de ninguna parte, los diseñadores impresionados por el calor madrileño (puede andarse por encima), los despistados sorprendidos cuando surgen de improviso, las lucecitas al caer la noche (son leeeeds). A los niños deben de encantarles. Y como la verdadera patria es nuestra infancia…todos contentos.


El hijo del que el Seagram se sentía orgulloso

La lección definitiva para el edificio Serrano se la dan las torres gemelas. Son como el Seagram, tan esencial, tan grandioso, tan limpio, tan divino, tan exquisito, …
Precisamente el arquitecto de las torres gemelas obsequiaría 30 años después de la construcción del edificio Serrano a Madrid con una torre de parecido basamento, la torre Picasso, como en una onda de la historia todo parecen relaciones de ida y vuelta sin importar el momento.
En las torres gemelas no se copia la piel (aquí mas expresiva, reduciendo las ventanas hasta convertir el muro cortina en un muro sustentante y por tanto antagónico), no se copia el formato, son cuadradas y por tanto no direccionales como sí lo es el Seagram. No se copia la plaza. No se copia la esquina.
Se copia lo que era importante: la elegancia. Minoru Yamasaki Associates
Torres Gemelas, Nueva York, 1976

Las decisiones arbitrarias dan vergüenza
Mies, como campeón del racionalismo, justificaba el modo de ser de sus edificios: usar el material como mejor trabaja.
Es, una vez más, la inclinación de los arquitectos a justificar con pretextos técnicos, prácticos, funcionales, metafóricos… las decisiones estéticas. Aunque no sean sólo estéticas y emanen de la estructura, de un concepto abstracto, ect. resulta que el aspecto del artefacto es importante.
Las justificaciones alcanzan muchas veces lo grotesco y son uno de los puntos donde la ‘tontería’ se expande.
Sin embargo en este edificio Mies admite que la doble piel de perfiles metálicos que se exterioriza en los Lake Shore Drive Appartments de Chicago, en el Seagram y en otros rascacielos no solo contribuye a la resistencia al viento del muro cortina, sino que los perfiles fueron dispuestos porque “sin ellos no quedaba bien”.

Lo difícil
La arquitectura de Mies resulta exquisita porque lo logra con la mayor economía de medios, la máxima sencillez.
Ser bello sin ser decorativo, acertar con lo esencial, es difícil. El autor del edificio Serrano debió sobre todo saber elegir las dimensiones relativas del prisma, la altura del remate, la conveniencia del basamento, el detalle de las esquinas.
Planos de planta del edificio Seagram, la torre alta es el cuerpo delantero, el de detrás es una parte del edificio de 10 plantas de altura.
Como vemos en el plano de la planta baja, dar la impresión de planta diáfana no significa desaprovechar su superficie, el vestíbulo con los ascensores ocupa mas del 60 % del espacio.


Mies con Phyllis Bromfman Lambret, la hija arquitecta del magnate que encargó el edificio. Ella fue la responsable de la elección del arquitecto para el proyecto.

martes, 27 de octubre de 2009





































domingo, 18 de octubre de 2009


El Padre del Edificio Serrano

Mies Van der Rohe: “nuestra (la de Mies) arquitectura es copiada porque es razonable” la mejor manera posible de usar un material. Lo más en racionalismo: pura lógica. Sólo que en la práctica su interés por el aspecto de la cosa era mayor que en teoría, como suele pasar. Todo por la estética pero sin la estética. “ a Frank LLoyd Wright no se le puede imitar, porque es genial, en cambio nosotros (Mies) llevamos a cabo un sistema que, como tal, puede repetirse”…y ya lo creo que se repitió.


El padre del Edificio Serrano, el Seagram building de Mies, 52nd Street / 375 Park Avenue, Ciudad de Nueva York, Estados Unidos…y el Edificio Serrano, Madrid!, España.


Este vástago rechoncho del Seagram tiene una base ancha como de pilastra en vez gruesos pero estilizados pilares formando una planta baja diáfana y bellamente enrasados con la fachada.

Donde el Seagram tiene un remate superior no volumétrico de 4 pisos perfectamente dimensionado para la altura del edificio, su hijo (uno de sus miles de de hijos) lo tiene demasiado bajo, no termina el edificio de manera proporcionada.




La plaza cedida a la ciudad por el Seagram, su gesto urbanístico definidor, axial, representativa y elegante como todo el conjunto, es aquí un espacio ligeramente hundido, con jardineras parapetadas, no espaciosa, no simétrica, no vía procesional. Unas maltrechas farolas modelo ‘burgués’ tratan de suplir a los estanques de ‘la gran manzana’.


El madrileño imita la piel de la fachada de su padre (chapa plegada en vez de perfil I ) pero no la esquina exquisita continuadora del pilar de la planta baja.

La marquesina volada del americano no se encuentra en Serrano…
En fin…el Seagram sin prestancia.









miércoles, 14 de octubre de 2009

Cómo hacer mal el Seagram
Edificio Serrano (El Corte Inglés), C/ Serrano, 47

domingo, 11 de octubre de 2009

Sobre la ciudad genérica de Rem Koolhaas
Ciudad genérica y ciudad específica

La ciudad genérica es el tipo de ciudad periférica que prolifera por todo el mundo con unos rasgos y un funcionamiento muy parecidos.
Koolhaas está fascinado por ella. Porque es funcional y no sentimental. La ciudad específica tiene cargas que la impiden avanzar como lo puede hacer la ciudad genérica.
Triunfa porque es práctica y porque cuando deja de ser un éxito desaparece. La competencia de las demás ciudades genéricas la hace aún más viva.
Pero la gente necesita romanticismo y singularidad, historia y originalidad. Sentirse especial. Así que este tipo de ciudad tiene complejos que trata de suplir parodiando los rasgos superficiales de la ciudad tradicional.
Porque las ciudades genéricas se parecen entre sí. Incluso cuando buscan distinguirse usan los mismos recursos.

Ciudad genérica y ciudad específica

1- Desde un punto de vista positivista el futuro de la ciudad tradicional es convertirse en ciudad genérica. Las ciudades históricas con más carácter mueren. Sus centros históricos son como museos de prehistoria llenos de huesos pulcramente colocados. La ciudad genérica gana por razones prácticas.
2- Desde la negatividad las ciudades tradicionales siempre sobreviven miradas por las genéricas como USA mira a Gran Bretaña. El espíritu de tribu, el sentido de la historia y de la tradición mantienen a las ciudades históricas en un lugar preeminente en el corazón de la gente. Allí viven los residentes de rentas altas y están los centros de decisión.
3- Las ciudades genéricas no son abandonadas, sino que se transforman en núcleo turístico y de servicios de alto nivel para las ciudades genéricas. Con lo que acaban siendo un mega mall, un centro comercial más, donde se gasta el dinero que se gana en las ciudades genéricas.
4- La ciudad genérica conseguirá lo que parece imposible: crear sus mitos históricos, inventados o prestados y pulir su naturaleza kitsch, para acabar siendo, según se enriquece, una ciudad histórica con carácter, apta para el turismo, orgullo de sus habitantes. Imaginación y propaganda.

La ciudad genérica de Koolhaas está en lo común a todas ellas, lo potente, lo brutal, lo improvisado, lo irreverente.
¿El partidario de lo genérico es un provocador?